Hiperqueratosis o callos de los pies

Pies con chancletas

Pregunta: ¿Qué consecuencias puede producir el tener un callo en la base del pie, bajo los dedos, y no consultarlo. ¿Porqué se producen si yo previamente no los he sufrido nunca. Tienen que ver con usar tacones altos?.

Respuesta: los callos son engrosamientos de la piel debido a una sobrecarga o hiperpresión sobre esa piel. A eso se añade la irritación asociada que se produce.
Como consecuencia, la piel reacciona defendiéndose y engrosándose para paliar esta situación. Al engrosamiento de la capa externa de la piel (que está compuesta por queratina, que es una proteína protectora) se le denomina técnicamente hiperqueratosis.
A los callos también se les conoce como dermatitis crónica traumática.

Suele aparecer en zonas de mayor apoyo y donde coinciden prominencias óseas, por ej. en la base de los dedos del pie. Como cada persona es diferente, pueden aparecer en diferentes sitios según sus características físicas. También suelen aparecer en las zonas superiores de los dedos de los pies, debido fundamentalmente a llevar zapatos demasiado estrechos o de un número menor del necesario.
Este aspecto es fundamental hoy en día, ya que se tiende a llevar (sobre todo las mujeres) zapatos de tacón muy alto (el pie se apoya sobre la base de los metatarsianos), y de punta muy estrecha (comprime estos mismos huesos y los dedos).
Hay personas que tienen una estática incorrecta de la espalda o al caminar, y si no la corrigen no se corregirán los callos.
Los diabéticos (que son más susceptibles a sufrir infecciones debido a la diabetes) deben ser muy cuidadosos y evitarlos, ya que pueden ser la primera puerta para que se produzca una infección en el pie, que luego será muy difícil de curar. En estos enfermos, se deben mimar los pies.

Lo mas importante para evitarlos es la prevención, eliminando los factores descritos o paliándolos, utilizando diferentes calzados de forma habitual (hay zapatos mas blandos que otros) y no siempre del mismo tipo.
Pueden usarse plantillas de descarga (le informarán en cualquier ortopedia, o en su zapatero), y también existen anillos protectores que disminuyen la presión sobre sonas concretas.

Se pueden eliminar utilizando el raspado diario con piedra pómez, mejor con la piel húmeda, pero evitando hacerse heridas o irritar demisado esa zona. Es mejor ser constante que agresivo, aunque se tarde más.

También se puede utilizar el ácido salicílico al 20 % en forma de parches que se venden en farmacias, así como cremas emolientes ricas en urea.
Las cremas con lanolina o con aloe consiguen ablandar el callo, mejorando además la elasticidad de la piel.
Remedios naturales como colocar un diente de ajo machacado y cubrirlo con una tela, o masajes con cebolla se han postulado tradicionalmente como efectivos.

Si eliminarlos así no es posible, se debe acudir a un podólogo que nos los eliminará de forma drástica mediante cuchillas.

BLOG tuotromedico.org – Consejos Medicos y de Salud

Comments are closed.